¡Olvídate de esos productos costosos que claman tener propiedades anti-envejecimiento! Conoce esta económica rutina matutina que te ayudará a minimizar las líneas de expresión y mantener la piel de tu rostro luciendo fresca y sana en solo 4 pasos.

 

 

Rutina diaria anti-envejecimiento – Paso #1: Limpia

Usa un limpiador ligero y natural de tu preferencia, y asegúrate de evitar aquellos que contienen fragancias o químicos fuertes. Limpia tu rostro suavemente con movimientos circulares, y luego usa agua fría para deshacerte del producto.

 

Rutina diaria anti-envejecimiento – Paso #2: Coloca hielo en tu rostro

Aunque puede parecer extraño, frotar un cubo de hielo sobre tu rostro y cuello por un minuto aproximadamente, ayudará a deshacerse de las toxinas que crean las líneas de expresión, así que asegúrate de hacerlo antes de colocarte maquillaje o productos sobre tu rostro.

 

Rutina diaria anti-envejecimiento – Paso #3: Humecta y protege tu piel naturalmente

Aceites naturales y productos con antioxidantes te ayudarán a deshacerse de los con contaminantes de tu piel. Un favorito muy popular es el aceite de oliva. Aplícalo con una bola de algodón en tu rostro y cuello, y déjalo reposar por unos minutos. Límpialo con agua fría y seca tu rostro dándole toques gentiles con una toalla suave.

Luego, aplica una delgada capa de protector solar a tu piel, y procede a maquillarte.

 

Rutina diaria anti-envejecimiento – Paso #4: Ayuda a tu piel durante el día

Para completar la rutina es muy importante consumir mucha agua y tener comidas saludables y completas. Evita la comida chatarra o bebidas azucaradas, puesto que afectarán la condición de tu piel. Opta por refrigerios sanos, como frutas y vegetales que contengan agua vitaminas.

 

¿Tienes una rutina de anti-envejecimiento propia? ¡Comparte tus trucos con nosotros!

 

También pueden interesarte:

  

Diciembre 3, 2013

Sol Rivero.