Es el Día Internacional para la Reducción de Desastres Naturales, un recordatorio de que en cualquier momento la naturaleza puede afectarnos. Desafortunadamente, la mayoría de los desastres naturales no pueden ser evitados, mas definitivamente puedes reducir su impacto tomando medidas preventivas.

Por esta razón, hoy te damos una pequeña guía sobre qué hacer antes y después cuando enfrentas desastres naturales. ¡Tenlo en mente!

 

Qué hacer antes de desastres naturales

La clave para reducir los desastres naturales antes de que ocurran es estar lo más preparado posible para ellos. Esto incluye tener las herramientas necesarias para tratar a aquellos que pueden salir heridos, y tener un plan de contingencia en caso de que algo ocurra.

  • Conoce tu hogar y lugar de trabajo: revisa las vulnerabilidades del lugar en el cual vives o trabajas, esto incluye definir los puntos más débiles –y los más fuertes- de la estructura, así como determinar cuáles desastres naturales pueden afectarla de acuerdo a su ubicación. Si es posible, fortalece los lugares más débiles de los edificios.
  • Prepara tu lugar y familia: crea un plan de evacuación de emergencia con tu familia, así como un kit de primeros auxilios que cualquiera pueda utilizar y ubicar rápidamente. Recuerda planear todo con tiempo: desde a dónde ir (hospitales, escuelas, etc.), hasta qué hacer con las mascotas, o cómo comunicarse entre sí.
  • Guarda tus datos digitalmente: escanea tu cédula y cualquier documento que pueda ayudar a identificarte a ti y a tus seres queridos, y colócalos en un pen-drive que puedas cargar fácilmente.

 

Qué hacer después de desastres naturales

Si has estado en un desastre natural, la parte más importante es mantenerte calmado y sereno de manera que puedas tomar acción y ayudar a tus amigos y familia.

  • Ayuda a los heridos: el primer paso que debes seguir es verificar la situación de tu familia: ¿todos están protegidos? ¿Alguien salió lastimado? En caso de que lo hicieran, asístelos inmediatamente, o, si la circunstancia lo requiere, llévalos a un centro de emergencias.
  • Escucha la radio: siempre es beneficioso mantener una radio o televisor alrededor, de manera que puedas revisas los planes gubernamentales durante un desastre natural. Un aparato pequeño y portable funcionará.
  • Revisa los edificios: si estuviste en medio de un temblor leve o un evento similar y todo luce bien, puedes sentirte tentado a simplemente retornar a tu edificio y continuar con tu vida. Sin embargo, siempre debes revisar la estructura antes de hacerlo: busca roturas, bases debilitadas, y líneas de gas rotas, o solicita que tu edificio sea revisado por un profesional para asegurar que esté apto para ser habitado.
  • Ve a un refugio: de ser necesario, ve a un refugio con tu familia. Seguir las instrucciones profesionales y gubernamentales será lo mejor. Si puedes, corta el agua, la electricidad y el gas antes de evacuar para evitar daños mayores, y procede a irte.

 

También puede interesarte: